Acupuntura: ¿Ciencia o tradición?

acupunturafiv

Diversos debates han emergido en torno a la acupuntura, por no poseer una base científica sólida. Los más escépticos la establecen como un placebo y pseudoterapia, para demeritar sus innumerables beneficios en pacientes, que luego de haber probado todos los métodos científicos y farmacológicos, han encontrado en ella, una mejora a su calidad de vida.

Su historia se remonta al año II antes de Cristo, por lo que su registro no es del todo confiable o sistematizado. Siendo parte de la medicina tradicional china, su desarrollo ha sido en base a la energía vital o Qi, que junto al Yin Yan, representan un fuerte arraigo en la cultura oriental.

La energía Qi no es cuantificable, visible o establecida en una parte específica del cuerpo, por lo que su estudio no ha podido ser verificado en más de 4 mil años. Sin embargo, la aplicación de la técnica terapéutica, ha sido aceptada en muchísimos países, incluso en unidades de cuidados de hospitales de España utilizan acupuntura por su eficacia en dolores crónicos, ya en el año 2020 hay grandes avances en el desarrollo y compromiso con la acupuntura, un sitio recomendable es acupunturafiv allí encontraras mucha información sobre acupuntura en todas sus ramas.

Incrementa la adenosina

En el año 2010, la unidad científica de la Universidad de Rochester, hace un hallazgo con el uso de la acupuntura: se incrementan los niveles de adenosina -un analgésico natural del cuerpo- en los puntos de aplicación de la mayoría de los sujetos estudiados.

Siendo este hallazgo un mecanismo físico, se reafirma su eficacia en tratamientos de dolor crónico, lo cual aportaría una razón más para continuar los estudios sobre esta terapia milenaria.

Aceptada como tradición o ciencia, la acupuntura ha tomado terreno en diversas áreas terapéuticas con su técnica original o variaciones, siendo utilizada por médicos alrededor del mundo.

Su relación beneficio-riesgo es tan positiva, que ha sido indicada en la prevención de enfermedades degenerativas e inmunológicas convirtiéndose también en un complemento de  otras terapias.