Los huevos vaginales y sus beneficios en el mundo holístico

El nombre de este huevo vaginal proviene de la palabra sánscrita “yoni”, que significa “espacio sagrado” y se suele usar para referirse indistinta o conjuntamente al útero, vulva, vagina o vientre, en el sentido de la “fuente de vida”. Los huevos yoni o Huevos vaginales son piedras preciosas y semipreciosas, tales como cuarzo cristal, cuarzo rosa, jade, obsidiana, amatista, ópalo y aventurina, principalmente, talladas en forma de huevo, con el fin de introducirse en la vagina pues son una poderosa herramienta para la conexión, sanación y potencialización de la energía sexual femenina.

A nivel físico, el huevo vaginal ayuda a fortalecer los músculos vaginales y el suelo pélvico, con un efecto similar al de los ejercicios de Kegel, mejorado el flujo sanguíneo en la vagina y la potencia orgásmica. Mientras que poseen otros grandes beneficios en el mundo holístico, los cuales son:

· Ayudar a regular el ciclo menstrual y al equilibrio hormonal.
· Ayudar a mejorar la lubricación.
· Aumentar el flujo vaginal.
· Mejorar la circulación sanguínea e incrementan la oxigenación de los tejidos.
· Ayudar a la mujer a ser consciente de sí misma y de su musculatura vaginal, lo cual es útil durante la recuperación posparto, así́ como para tener más orgasmos y más intensos.
· Producen un aumento de la sensualidad y sensibilidad durante la penetración.
· Mejorar el estado emocional de la mujer.
· La libido, la confianza y la autoestima se incrementan considerablemente.
· Conectan a la mujer con su energía sexual como fuente de sanación, transformación, desbloqueo y liberación.

Darse la oportunidad de experimentarse y sanarse es el principal paso al amor propio, la responsabilidad de liberarse de las circunstancias vividas es una muestra de valentía y honor, y estos huevos vaginales ayudan a mejorar en este sentido.